lunes, 6 de junio de 2011

Blas de Lezo, otro olvidado héroe español

Hoy es seis de junio, el día D. En 1944 una imponente flota atacaba las playas de Normandia en lo que fue el mayor ataque anfibio de la historia. Pero ¿ sabéis cual fue el segundo?.

El 14 de marzo de 1741 el almirante Vernon se presentó en las costas de Cartagena de Indias con "la verdadera armada invencible" del imperio británico: 180 navíos, 23.600 hombres y 3.000 piezas de artillería con intención de tomar la plaza clave del imperio español en América. Defendiendo la ciudad se encontraba el virrey Sebastian de Eslava y Don Blas de Lezo marino avezado, curtido en mil batallas y al que llamaban "mediohombre", ya que al los veinticinco años ya era manco, tuerto y cojo, por diversas heridas en combate.
Blas+de+Lezo+mediohombre

El entendimiento entre ambos no era muy fluido y Lezo no solo tuvo que batallar contra los ingleses, también contra la ineptitud y la arrogancia del virrey. Las fuerzas que podían anteponer ante la armada británica eran mermadísimas: 6 barcos con 310 cañones, 3.000 hombres y 320 cañones en las fortificaciones.

Pero el genio de Blas de Lezo equilibró la balanza. Preparó la defensa minuciosamente. Uniformó el calibre de los cañones para que todos usaran la misma munición, con el fin de que el abastecimiento fuera mas fácil, ideó unas rampas para colocarlos sobre ellas y que pudieran ser recargados mas rápidamente, preparó balas de cañón unidas con cadenas que eran disparadas a la vez, así conseguía desarbolar los barcos enemigos. En cuanto a la fortaleza principal cavó un foso alrededor de ella y unas trincheras en zig-zag. Cerró con una escollera artificial una de las dos entradas en el puerto obligando a los ingleses a entrar por la otra, que defendió con algunos de sus barcos. Desmontó cañones de sus navíos y los dispuso en la playa, de esta manera los ingleses se encontraron con un fuego de artillería que no esperaban, no venía ni de los barcos ni de las fortificaciones.

Comenzó el cañoneo y el posterior asalto y en las playas se desató el infierno. Los británicos desembarcaron y fueron conquistando posiciones no sin grandes bajas y sufrimientos, los españoles se defendían sin descanso, en medio de continuas broncas entre Lezo y el virrey.  Vernon toma el fuerte de Bocachica (considerado por todos clave para el ataque final) y emborrachado por la victoria manda una fragata a Jamaica e Inglaterra a anunciar la toma de la ciudad. Los ingleses celebraron la victoria con salvas, redoble de campanas y fuegos artificiales, incluso llegaron a acuñar monedas conmemorativas con la frase "El orgullo español humillado por Vernon". Pero tuvieron que tragárselas.
Medalla Blas de Lezo y Vernon

Finalmente los británicos atacaron la fortaleza de San Luis, último bastión en la defensa de la ciudad, pero allí el foso de Blas de Lezo cumplió su cometido, cuando llegaron los asaltantes comprobaron que a las escalas que llevaban para subir las murallas les faltaban los dos metros que media el foso. Victimas del desconcierto intentaron escapar del fuego que les llovía desde la fortaleza, pero todo el material desplegado para el asalto se lo hacia imposible por lo que los españoles los masacraron sin piedad, saliendo luego a la carga de bayoneta. Otra parte de ejército atacante subía por una empinada rampa que Lezo había desbrozado para que, aparte de poder disparar mas fácilmente contra quien la subiera, no contase con sombra, y el inclemente sol del trópico los castigase sin piedad. Los invasores, victimas del fuego y del sol vieron la retirada de sus compañeros y cundió el desanimo entre ellos, huyendo también a la desbandada. Finalmente el 20 de mayo los ingleses se retiran tras mas de dos meses de batalla con  Vernon gritando  al viento "God damn you, Lezo!" (¡Que Dios te maldiga Lezo!). La armada inglesa quedo terriblemente mermada. Perdieron 50 barcos y tuvieron mas de 13.000 bajas, aparte de 1.500 cañones destruidos o capturados.

Pero tras la victoria llegó el olvido por dos frentes. El rey ingles Jorge II, humillado, prohibió terminantemente a los historiadores hablar sobre lo sucedido y el ataque a Cartegena de Indias desapareció de los libros británicos, el propio Vernon fue enterrado en la abadia de Wentsminster y recordado como un héroe. Por el contrario a Lezo le esperaría el oprobio. El virrey no olvidó las desavenencias tenidas con él y escribió al rey pidiéndole que lo castigara, cosa que consiguió hundiendolo en la miseria. Murió en Cartagena de Indias el 7 de septiembre de 1741 siendo enterrado en una tumba desconocida, e incluso se le destituyo de sus cargos después de muerto. Aunque poco después fue restituido y se le otorgo a titulo póstumo el titulo de marques de Ovieco. No fue hasta el año 2009 en que se cumplió su ultima voluntad, un grupo de españoles colocó una placa en la fortaleza de San Luis que rezaba "Aquí España derroto a Inglaterra y sus colonias".

Otro gran héroe español olvidado por casi todos al que he querido rendir desde aquí mi pequeño homenaje.

4 comentarios:

  1. Jolín tete, es un gustazo leerte, que sepas que irremediablemente ya me has enganchado, así que voy a necesitar dosis de bitácora frecuentemente.
    Por cierto, ¿sabes de quién me gustaría que me recordases algo? Me acuerdo que la abuela, que en gloria esté (ya sea calentita o con el señor barbudo y sus querubes,jaja) me llamaba Geromín o Jeromín, no sé cual es la correcta, no recuerdo bien su historia pero sé que me hizo tomarle cariño a la palabra bastardo, hasta entonces malsonante, así que me encantaría que le dedicases un huequito en tu bitácora.
    Gracias tete!! Por esos abuelos maravillosos que tuvimos y nos siguen cuidando, va por ellos!!

    ResponderEliminar
  2. Hermanita, gracias por todos os comentarios, y estudiaremos la "petición de los oyentes". Yo también me acuerdo de la abuela contando esa historia.

    ResponderEliminar
  3. Con tu permiso te cojo alguna foto, que estoy preparando una entrada sobre esta batalla.

    Y una pregunta, ¿lo que acuñaron los ingleses para conmemorar la batalla fue una moneda o una medalla? es que en otra fuente que he leído hablan de medallas.

    ResponderEliminar
  4. La historia no tanto se niega a revelar como venció Blas de Lezo a la Corporación Británica, sino que, aún se niega a confesar verdaderamente que fue lo que venció o retardó Blas de Lezo en la historia. Pero, hoy nos podemos dar cuenta del poder supranacional de los masones y su plan de monopolización mundial; ellos, en todos estos siglos se han encargado de la dirección de la gran fábrica de mentiras ideológicas; con el fin de producir armas, guerras, guerrillas, préstamos, pobreza, mercado negro, expropiaciones, saqueos, etc... Solo para que en todo el mundo domine la razón de la Corporación Británica.
    Ellos, en Cartagena de Indias, con la segunda flota naval más grande conocida hasta ahora en la historia, pretendieron instaurar el inicio de su soberanía y lengua mundial, y a la vez, vengarse del terror de sus piratas y saqueadores; pero resultó que si no se “viengan” a Jamaica, Blas de Leso los mata a todos.
    La dirección masónica mundial preparó ese escenario de desamparo y traición en Cartagena de Indias, para adueñarse de América e humillar a Blas de Leso, pero salieron trasquilados. Décadas después, cuando vencieron a Napoleón Bonaparte, en Trafalgar y Waterloo, profundizaron el cuento de las falsas independencias americanas, para que creyéramos que en América, somos libres, y no los volviese a espantar otro Blas de Leso.
    http://www.lucasblancoacosta.com/medio-hombre.php

    ResponderEliminar