viernes, 17 de junio de 2011

Estar en la gloria ¿en la gloria de Dios?

"Te lo juro por la gloria de mi madre" y sale la madre del tipo rodeada de efebos abanicándola y dice "estoy en la gloria". Ya se que es una chorrada de anuncio, pero a mi me hacen mucha gracia esas tonterías. Ala, ya tengo la escusa para hablar de la frase de hoy "estar en la gloria".

Estar en la gloria debe de venir de una analogía de estar en el cielo, estar en la gloria de Dios, osea estar igual que donde mejor se debe estar como diciendo estoy...(y aquí se pone un taco por todos conocido).

Pero rebuscando un poco vemos que en el drae en la séptima acepción de gloria nos encontramos con: Estrado hecho sobre un hueco abovedado, en cuyo interior se quema paja u otro combustible para calentar la habitación. Una mejora de este sistema de calefacción era la gloria castellana usada en Castilla (como su propio nombre indica) desde la antigüedad y que hoy aun se puede encontrar en alguna casa perdida. El horno donde se quemaba el combustible se ponía en el exterior y el calor era conducido por unos conductos bajo el suelo de la casa, calentando todo el recinto. Cuando el invierno era mas duro se solía dormir en el suelo, encima de los tubos de calor, osease sobre la gloria o en la gloria. Como estar en la gloria era estar caliente cuando mas frió hacia, se tomo este estar en la gloria como estar como mejor se puede estar , estar...(y aquí volvemos a colocar el taco de antes). 

Aparte del origen de la frase vemos una vez mas que todo esta inventado, esas calefacciones modernas que irradian calor desde abajo del parquet  ya se usaban hace la tira de años en pueblos perdidos de la Castilla profunda.

5 comentarios:

  1. Excelente entrada, Miguel Ángel. No hay duda de que, como decían los romanos, " nihil novum sub sole". Hoy el suelo radiante y, en tiempos, la "
    gloria" nos remiten al "hipocaustum", sistema
    de calefacción romana eficiente para calentar el caldarium de las termas y los hogares.
    Muy instructiva la infografía que podemos ver en
    www.ison21.es/2008/07/06/asi-funcionaba-el-hipocausto
    Un saludo y enhorabuena por la bitácora.

    ResponderEliminar
  2. Gracias profe por el apoyo y el enlace. Por cierto ¿"nihil novum sub sole"= nada nuevo bajo el sol?

    ResponderEliminar
  3. Correcto, Miguel Ángel; que nos creemos muy modernos, pero la mayor parte de las veces ya está todo inventado. ¡Ojalá fuesemos conscientes de cúanto de nuestra identidad tiene sus raíces en el mundo grecorromano!
    Nuevamente un saludo y ¡adelante!

    ResponderEliminar
  4. Ah, sí, esta entrada me la explicó hace tiempo mi profesora de Latín y la plasmé en mi propio blog. Veo que, por una vez, estamos de acuerdo en el origen de una expresión, ¿eh? Bueno es saberlo. ¡A seguir igual!

    ResponderEliminar
  5. Jeje, por fin.
    Por cierto, a esta entrada le tengo especial cariño ya que es (si no recuerdo mal) el primer comenterio de la profe.
    Gracias y nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar