viernes, 10 de junio de 2011

Hinchas, cules y granotas


Oyendo un programa sobre fútbol me he reído un rato con la retahíla de frases hechas que adornan cualquier reflexión sobre el balompié: "el mas tonto hace relojes de madera", "no se puede ganar sin bajarse del autobús", "si la pelotita no quiere entrar...", "hay que ir partido a partido", "hay que sudar la camiseta", "sentir los colores" etcétera, etcétera. Y pensando en el fútbol he recordado el porqué de los nombres de los hinchas del Barça y del Levante... y el porqué del genérico nombre de hincha.

En los albores del fútbol los equipos siempre tenían a alguien, a modo de utillero, cuyo principal cometido era hinchar los balones, que en aquella época se solían deshinchar bastante, por eso se le conocía como hincha. Como siempre veía los partidos se solía convertir en el primer fan del equipo, y dicen que algunos animaban con vehemencia, "quien es ese que grita de esa manera", "el hincha del equipo". Cotilleando por ahí me he topado con el nombre del que dicen que es el primer hincha, Prudencio Reyes, hincha del Club Nacional de Football de Montevideo, a principios del siglo XX. Según parece era guarnicionero, osea que trabajaba con el cuero, por eso era el encargado de cuidar e hinchar los balones del equipo.

El primer campo del Barça tenía muy pocas gradas, por eso muchos aficionados se sentaban en lo alto de los muros que rodaban el estadio. Desde fuera lo que se veían eran los culos (con perdón) de los que estaban sentados por eso la gente los conocía como culs (culos en catalán) y sobre todo su diminutivo culets, y de culets a culés solo queda ahorrar alguna letra, cosa muy catalana. Así que el que dice "estoy orgulloso de ser culé" esta diciendo "me mola ser un culito".

Y lo del Levante también viene de su primer campo. El campo del Gimnástico (uno de los clubs que se fusionaron para crear el Levante) estaba en el cauce del rió Turia, en una zona llena de ranas, granotas en valenciano, por eso a sus seguidores se les conocía así, por que al principio solo los veían las granotas. 

0 comentarios y esperando el tuyo:

Publicar un comentario