sábado, 4 de junio de 2011

Una marsellesa que nació en Estrasburgo

Estamos en plena Francia revolucionaria. El 20 de abril de 1792 Austria y Prusia declaran la guerra a la Convención, y su ejército se dirige hacia la orilla prusiana del Rin donde se concentra para la invasión. Desde la torre de la iglesia de Estrasburgo los franceses pueden ver el demoledor ejército aliado y un fervor patriótico-revolucionario invade la ciudad. El burgomaestre recorre la ciudad a caballo alentando al pueblo a la resistencia con soflamas patrióticas: "avanzad hijos de la patria, el día de gloria ha llegado", "a las armas ciudadanos", "¿ Escucháis vosotros en las campiñas, rugir a esos feroces soldados? ellos vienen hasta vuestros brazos,a degollar a nuestros hijos y compañeras!" . 

marsellesa+Estrasburgo+canto+guerra+ejercito+Rin


En la noche del 24 el burgomaestre invita a una cena a varios oficiales y allí en los brindis se siguen coreando consignas: "la tiranía ha elevado su estandarte sangriento contra nosotros", "¿Qué pretende esa horda de esclavos,de traidores, de reyes conjurados?". La exaltación es total. Y en aquella cena se encontraba un capitán de ingenieros llamado Rouget de Lisle que tenía conocimientos de música, al enterarse de ésto el burgomaestre le encargó que creara un himno. Esa misma noche lo compuso, enlazando las diferentes consignas que se habían dicho en aquella velada. El himno gustó mucho y se llamó "Canto de guerra para el ejército del Rin".

Pero a los militares no les acabó de convencer y el himno casi cayó en el olvido poco después.

En Junio de ese mismo año en Marsella y Montpellier se estaban reclutando voluntarios y resulta que un oficial de los que habían estado en aquella cena era el encargado del reclutamiento. Les cantó el himno a sus hombres y les entusiasmó, aprendiéndolo rápidamente. Así partieron hacia París y el 30 de julio de 1792 entraron en la capital entonando este canto. La gente, presa de la euforia revolucionaria, lo tomó con entusiasmo y pronto toda la ciudad lo cantaba. No tardó en convertirse en el himno oficioso la Revolución y de la República con el nombre de Marsellesa, ya que los que lo habían dado a conocer fueron estos voluntarios provenientes de Marsella.

Ala, ya he hecho una entrada sobre extranjeros, ya he cumplido la cuota por lo menos durante unos meses.

1 comentario:

  1. hijo no 1972 sino 1872 jjajajajaj esa rapidez de tecla jajajajajajaja

    ResponderEliminar