viernes, 8 de julio de 2011

A ojo de buen cubero

"¿Cuanto años me echas?", "Pues a ojo de buen cubero no menos de 30 años y un día en una prisión de máxima seguridad". La inspiración para esta entrada vino de mi mujer, que vio un reportaje en la tele sobre los cuberos y me dijo que seria un tema interesante para mi bitácora. Bueno es mi inspiración para esto y para muchas otras cosas (menos mal que añadí esta frase a tiempo, si no habría vuelto a meter la pata). El reportaje no iba sobre la frase en si, si no sobre los protagonistas de ella, los cuberos. ¿Y a que se dedica un cubero?, pues como su propio nombre indica a hacer cubas:

Jesus Azcarate cubero

Las cubas son esa especie de barriles gigantes donde se guardan líquidos, especialmente el vino, por eso se dice también lo de "borracho como una cuba". He dicho "especie de barriles", y debería tener cuidado con eso, ya que los entendidos diferencian muy bien entre cubas, tinas, barriles, toneles, y barricas. No voy a entrar en definirlas todas, pero si decir que la cuba tiene forma ovalada y se coloca en horizontal, teniendo una capacidad desde los 1.000 litros a mas de 50.000.

Pero vayamos al meollo del asunto. Las cubas se fabrican con unas largas y estrechas planchas de madera que se llaman duelas. Estas duelas se doblan con ayuda de un horno especial y se van uniendo unas con otras y rodeando con un aros de hierro hasta tener la forma y el tamaño deseado. Y aquí es donde viene el porque de nuestra frase, estas duelas no son todas iguales y depende de la maestría y experiencia del maestro cubero el elegirlas, decidir cuantas va a usar, ir doblándolas  y acoplarlas una a una hasta cerrar la circunferencia de la barrica y que tenga la capacidad deseada. Y todo esto a ojo, sin apenas poder tomar medidas, de ahí que el ojo del cubero fuese una herramienta de alta tecnología, cuya leyenda ha llegado hasta nuestros días.

Aquí os dejo mi intervención sobre esta entrada en el programa "Maneras de vivir" de "Radio Mislata". Para oírla solo tenéis que pulsar el botón de play.

5 comentarios:

  1. Ojo de "buena cubera" tuvo tu esposa al sugerirte el tema de esta entrada, Miguel Ángel, por dos razones; la primera, por ser muy interesante la explicación histórica del dicho y la segunda, por la referencia a uno de esos nobles oficios de antaño que lamentablemente hoy se van perdiendo.
    Mi enhorabuena doble hoy, a ti y a "tu costilla".
    Mil saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias y le haré llegar la enhorabuena, aunque la frase entre paréntesis del principio no le ha hecho mucha gracia.

    ResponderEliminar
  3. En la fábrica de Guinness en Dublín había unos videos muy interesantes sobre el arte de crear barriles, era impresionante.

    Un saludo,

    Albareto

    ResponderEliminar
  4. Albereto, gracias por el comentario, buscare esos vídeos por la red.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Los he estado buscando pero no los he encontrado :S

    Si los consigues cuelgalos por aquí por favor.

    Un saludo!

    Albareto.

    ResponderEliminar