jueves, 18 de agosto de 2011

Despedirse a la francesa


Solamente he estado tres días sin escribir, pero la bitácora sigue en marcha, ¿que creíais que ya me había "despedido a la francesa"?. Je je, soy un auténtico artista introduciendo los temas de mis entradas, además de la presente me acuerdo de esta y de esta otra, por poner sólo dos ejemplos de mi genialidad, ;). Pero vayamos al tema que esta entrada es por recomendación de mi mujer y no puedo defraudarla (gracias por tu apoyo, paciencia y por tu corrección de galeradas).

despedirse+francesa+take+french+leave

Usamos "despedirse a la francesa" cuando alguien se va de una fiesta, evento, sarao o similar sin despedirse de nadie, sin hacerse notar. Hoy lo tenemos por una muestra de descortesía y mala educación pero no siempre fue así. En el siglo XVIII la corte francesa vivió su momento de máximo esplendor y las fiestas entre la nobleza eran frecuentes. En esas fiestas se puso de moda la despedida sans adieu, sin adiós, y era un signo de buena educación, ya que al no despedirte no interrumpías la conversación ni la diversión de los demás. Incluso con el tiempo no despedirse era como decir "con lo bien que me lo he pasado en la fiesta si no digo adiós es como si todavía estuviese con vosotros", idea que se explica fácilmente si recordamos lo cursis que son nuestros vecinos (ya sabeis el origen de cursi ¿no?). Como dije anteriormente el esplendor de Francia intentaba ser imitado por el resto de las naciones y la costumbre se importó con el nombre de "despedirse a la francesa". Pero parece ser que la moda extranjera duró poco, y el término pasó a tener el significado despectivo que le damos en la actualidad.

Como curiosidad comentaros que en Inglaterra también se usa la frase to take a fench leave con el mismo significado, y que en Francia dicen... filer a l'anglaise, efectivamente, los franceses cuando vieron el significado negativo que le daban a su costumbre decidieron contraatacar endosándoles la práctica a los ingleses. Ya se sabe, en guerra hasta por las despedidas.

2 comentarios:

  1. Pues yo, estimado Miguel Ángel, creo que en todas las ocasiones de la vida hay que saber entrar con elegancia y saber salir del mismo modo. Saludar al entrar en algún lugar, despedirse discretamente al salir, solicitar algo con cortesía, dar las gracias... son actos cada vez más infrecuentes en la vida cotidiana y cuando los observas, "rara avis"!, te sorprenden gratamente. Y he de decir que a mis alumnos los tengo francamente aburridos (soy hasta cansina con el tema), pero reconozco que tanta insistencia da buenos frutos. Ya lo decía el poeta romano Ovidio "Gutta cavat lapidem", una gota perfora una piedra (con constancia, con persistencia).
    Me gusta como se despedían los romanos: "vale", a ti, "valete", a vosotros, traducible sencillamente por nuestro adiós; pero el verbo "valeo" va más allá, significa "estar bien", por tanto, "que estés bien", que goces de buena salud", tú y vosotros. Y como tu magnífica bitácora navega por esto de los orígenes de las palabras me permito señalar que por esta etimología fue elegido el término "valeo", "estoy bien", como nombre para la empresa de componentes de vehículos VALEO en 1980 por sus accionistas
    Hoy pido mil disculpas por la extensión de mi comentario y me despido con un sincero "valete".

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu amable y, como siempre, acertado comentario. Realmente la cortesía y las buenas maneras son algo en peligro de extinción, pero no por ello tenemos que renunciar a defenderlas y extenderlas. Y en cuanto a lo de valeo ¿que mas puedo hacer si no es darte las gracias por enseñarme algo nuevo?.
    VALETE

    ResponderEliminar