lunes, 22 de agosto de 2011

La primera maquina expendedora de la historia

¿Cuanto tiempo ha pasado desde que se inventó la primera máquina expendedora?. ¿Cincuenta años?, ¿cien?, ¿un par de siglos?. Estas respuestas no se merecerían ni tan siquiera un "¡Casiiiii!". La respuesta correcta es un poquito mayor: 2.000 años.

En el primer siglo de nuestra era vivió un polifacético ingeniero y matemático griego conocido como Herón de Alejandría. Desde el punto de vista teórico aportó grandes descubrimientos a las matemáticas, a la geometría y a la geodesia (medición de la tierra y de grandes distancias dentro de ella). También creó multitud de artilugios prácticos, como una rudimentaria máquina de vapor llamada eolípila (1.700 años antes de Watt), la famosa fuente de Herón que se rellenaba ella sola y otros muchos que han sentado las bases de modernos inventos.

Pero también dedicó su prodigiosa mente a elucubrar ingenios para los templos dedicados a los distintos dioses. Con sistemas de calderas de agua y contrapesos conseguía que las puertas se abriesen y cerrasen solas y que sonaran misteriosamente instrumentos musicales sin que nadie los tocara. Y entre estos inventos está nuestra protagonista de hoy:

Maquina+expendedora+agua+bendita+Herón+Alejandria

Este curioso aparato no es mas que una máquina expendedora, y ¿que era lo que expendía? ¡Agua bendita!.

El devoto fiel se acercaba al aparato y depositaba una moneda de dos dracmas en la ranura (A), ésta caía sobre la plataforma (R) y por su propio peso la hacia bajar, subiendo el cable (P) que destapaba el tapón (parece que G), así caía el agua en el vaso del creyente (por M). Conforme se iba inclinado la plataforma (R) la moneda resbalaba, hasta caer en el fondo, con lo que la plataforma volvía a su sitio y empujaba el cable (P) que volvía a cerrar el tapón. ¡Es tan ingeniosamente sencillo que resulta bello!

Hasta 1883 no se volvió a ver una máquina expendedora que funcionase y fuese económicamente viable. Fue en Londres y vendía tarjetas postales.

Cuando tengáis una urgencia, ya sea alimenticia, beberdicia, nicotinesca , o ... de otro tipo, espero que os acordéis de este genio que hace ya veinte siglos puso los cimientos para esa máquina que, previo pago de unas monedas, os va a sacar del apuro.

8 comentarios:

  1. Si es lo que decimos siempre, Miguel Ángel, " nihil novum...". Mundo antiguo y alta tecnología no estaban reñidos; por poner un ejemplo, Roma dispuso ya desde el año 600 a. C. de una sofisticada red de alcantarillado, la Cloaca Máxima (en parte usada aún hoy), con el consiguiente beneficio higiénico-sanitario, mientras que en las ciudades europeas las redes de saneamiento no surgieron ¡hasta el s.XIX! Y eso sin hablar de los innovadores avances de otras obras públicas romanas: acueductos para abastecer las fuentes públicas de aguas de manantiales puros, salvando así kilómetros de distancia (ver el origen de la famosa Fontana de Trevi como ejemplo); una extraordinaria red de vías que convergían en un "kilómetro cero" en el Foro romano y que han servido para la construcción de nuestras carreteras y autopistas; un cuerpo de bomberos en Roma; o los antecedentes de nuestras embajadas y consulados en la antigua Grecia... No son más que unos pocos ejemplos de lo nos ha donado el mundo clásico.
    Pocas veces, vanidosos humanos del S. XIX, somos conscientes de nuestra herencia grecorromana y nos creemos tan originales.
    Vuelvo a pedirte disculpas por extenderme tanto, pero el tema me puede.
    Mil saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me entanta el artículo, y también el comentario. La profedegriego siempre aporta algo de interés, gracias a los dos

    ResponderEliminar
  3. Que no se ha inventado en la antigüedad clásica!!! La verdad no me sorprende esta historia, muchas cosas fueron creadas por los antiguos pobladores de esta tierra (desde griegos y romanos hasta los mayas y pasando por los egipcios y babilónicos). Es por estas cosas que creo que cada vez que tengamos un problema o necesitemos algo debemos recurrir a la historia para encontrar su solución ;).
    Un Saludo.
    Uriel

    ResponderEliminar
  4. "Si, si, pero además del alcantarillado, los baños, el acueducto... qué nos han dado los romanos?"
    Genial como siempre hermanito y comentarios.
    Angelita

    ResponderEliminar
  5. Profe la verdad es que últimamente parece que te centro balones para que los remates con tu erudición y entusiasmo. Gracias de verdad por estar siempre al quite y por completar mis escritos.

    Desorbitao, gracias por el comentario, ya creía que nos habías abandonado, y referente a lo de la profe, pues que tienes toda la razón del mundo.

    Hermana, ante lo que dicen los genios que mas podemos añadir.

    Gracias una vez mas por estar ahí.

    ResponderEliminar
  6. Genial la entrada y el aporte de profedegriego.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  7. Cada vez que entro en este blog me dejas muerto...

    ResponderEliminar
  8. Gracias a vosotros por leerme, y comentar.
    Saludos

    ResponderEliminar