lunes, 24 de octubre de 2011

De los incunables y de el porqué de su nombre

Lamento no haber actualizado esta bitácora durante la pasada semana, pero tuve que dedicar mi tiempo libre a estudiar para un examen de unas oposiciones a auxiliar de bibliotecas que hice ayer domingo. Mejor que no preguntéis como me ha ido, hay ciertas heridas en las que es mejor no hurgar. Pero como no hay mal que por bien no venga me he topado con con algo que me ha parecido interesante, el curioso y metafórico origen de la palabra incunable.

Biblia valenciana incunable

Antes que nada definamos lo que es un incunable, ya que hay mucha gente que desconoce lo que verdaderamente significa, como se puso de manifiesto cuando el robo del Códice Calixtino de la Catedral de Santiago. Curiosamente vi noticias en las que se tildaba al Códice de incunable pero que ahora han desaparecido de la red, seguramente porque yo no sé buscarlas. Un incunable es un libro impreso entre el nacimiento de la imprenta de tipos móviles, alrededor de 1450, y el 1 de enero de 1501. El término y la arbitraria barrera del 1500 fue obra del  holandés Cornelius van Beughem que elaboró el primer catálogo de incunables en el año de 1688 registrando 3,000 libros. A este impresionante catálogo lo llamó "Incunabula typographiae" ¿y por que uso incunabula para referirse a estos libros? Pues porque en latin incunabula significa ¡Pañales!Efectivamente, con el término se quiere expresar la idea de que son los libros de cuando la imprenta era una recién nacida, cuando aun estaba "en pañales". De incunabula también viene cuna que nos sirve igualmente para decir que son libros que aun están en la cuna.

Así que no confundamos incunables con manuscritos, estos últimos son anteriores y, como su propio nombre indica están escritos a mano. Por lo que si los incunables son los libros que están entre pañales los manuscritos podríamos decir que son... bueno evitaremos el simil ginecológico y nos quedaremos con uno darwiniano y diremos simplemente que son monos (u homínidos).

Nota: la imagen que he puesto es de la única hoja que se conserva de la Biblia Valenciana, uno de los primeros libros impresos en España, y la tercera biblia del mundo en una lengua moderna.

12 comentarios:

  1. Muy curioso. Nunca habría pensado que se llamaban incunables justo por lo evidente de su nombre.

    Interesante.

    Un saludazo y sigue así, ah y suerte con la oposición.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué interesantísima entrada la de hoy, Miguel Ángel, y qué bien traída a propósito de tu oposición! Porque el latín y el griego se dan aquí la mano, ¡qué digo!, un amoroso abrazo cuando de libros se trata. El término "libro" que usamos en castellano procede del latín "liber, libri", con su significado obvio, pero también con el "catálogo, registro, carta y película entre la corteza y la madera del árbol"; pero los griegos "biblíon" y "bíblos", en origen "corteza o tira de papiro" y de ahí "escrito, libro", nos han dejado helenismos tan bellos como biblioteca y bibliotecario( también del griego "théke", depósito, caja), bibliófilo (del griego "filéo, amar, querer como amigo), biblioteconomía y la propia "Biblia"(literalmente "libros"). Y relacionado con ellos, de nuevo las lenguas clásicas nos proporcionaron, como tú muy bien explicaste ya, el término "incunable", de "incunabula", cuna, origen y pañales, y que procede a su vez de "cunabula", cuna, fuente, lugar nativo, como diminutivo de "cunae", cuna, causa y nido. El griego no le fue a la zaga quiso también dejar su impronta y así a los incunables se les conoce como "paleotipos", del griego "palaiós", viejo, antiguo, y "týpos", golpe, marca del golpe, cuño, modelo.
    El castellano, lengua hija del latín, está plagada de hermosos helenismos y con esta herencia tan productiva, ¿quién se puede atrever a decir que latín y griego son lenguas muertas"?
    Muchísima suerte con esas oposiciones y recuerda el verso de la "Eneida" "Audentes fortuna iuvat", la Fortuna ayuda a los que se atreven.
    Gracias por tu ánimo; te dejo en el puerto de Ostia un comentario.
    Mil saludos y perdona por la extensa disertación etimológica.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Miguel ángel en pañales me quedo yo leyéndoos xD. Como me gustan mis visitas aquí. Espero que tengas mucha suerte en las oposiciones y consigas tus propósitos. Por cierto que profe tiene blog y que emoción sentí al saberlo y hacerle la visita por primera vez, seguro que nos tiene preparadas muchas cosas interesantes.
    Buenas noches y un besito

    ResponderEliminar
  4. Mira vos que interesante... La verdad desconocía el verdadero origen del término. He aprendido algo nuevo que podré aplicar.
    Por cierto, gran comentario el de profedegriego, pero que va, a su jugo la llamar ;), jeje.
    Un Saludo. Y suerte con esas oposiciones. No te preocupes por la actualización del blog, yo se de que se tratan, al menos en parte, ya que tengo mis exámenes universitarios muy cerca :S. jeje.
    Uriel

    ResponderEliminar
  5. Curiosa historia, me ha costado creer eso de que viene de "pañales".

    Por cierto, mala época para oposiciones...

    ResponderEliminar
  6. Antes que nada gracias a todos por vuestro apoyo con mis opos, aunque en estas ya no que da nada que rascar, en fin otra vez sera. Aunque Viriato tiene razón con que es muy mal época.

    Peinado, gracias especialmente por volver por aquí, me encanta que la familia vaya aumentando. Y me alegro que te hay gustado la historia.

    Jejje profe sabia que te estaba centrando un buen balón para que definieras con tu maestría habitual. Por cierto ¿conoces algún diccionario en linea de latín que sea aceptable?

    Jolie, yo tambien me emocione con el principio, sin duda promete.

    Uriel, siempre tenemos que aprender algo nuevo, por lo menos eso intento leyendote. Pero que significa "pero que va, a su jugo la llamar ;)".

    Saludos para todos y nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  7. Querido Miguel Ángel , está claro que hacemos un buen tándem etimológico.
    Con respecto a lo del diccionario de latín he de decir que yo sigo aferrada a mis viejos diccionarios en papel(biblia), en particular al de Agustín Blánquez en la edit. Ramón Sopena, en tres tomos; pero puedo recomendarte este muy bueno:http://www.didacterion.com/esddlt.php
    Ya me contarás qué tal te va con él.
    Y en cuanto a la expresión empleada por Uriel me parece que sí lo he entendido: que con esta entrada me lo has puesto a pedir de boca, de tal manera que no me puedo resistir a hacer un comentario "ad hoc" . ¿Estás de acuerdo, Uriel?, ¿lo he entendido bien?
    Mil agradecidos saludos a todos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el halago. No ha pasado desapercibido, me alegra que yo también pueda enseñarte algunas cosas ;). Digamos que el aprendizaje es recíproco: Tu me enseñas a mi, y yo ti.
    Respecto de la frase, pues profedegriego lo ha entendido perfecto. Y, en realidad es "a su juego", pero se ve que me comí la letra "e". jeje. De todas maneras, al parecer es una expresión Latinoamérica, puesto que de todas maneras te hubieses dado cuenta de lo que quise decir. Una letra no hacia la diferencia.
    Un saludo.
    Uriel

    ResponderEliminar
  9. Ah... una posdata... la frase completa es A su juego la llamaron. (También me comí las letras o y n, al parecer si había bastante diferencia... debo dejar de escribir tan rápido y sin revisar correctamente, ;)).
    Por cierto, te dejo su significa por estos lares latinoamericanos: Frase de júbilo con la que, quien la dice, festeja la oportunidad de desarrollar su actividad preferida. Puede estar referida a la práctica de algún juego, un deporte, una comida, leer, viajar.
    Un nuevo saludo.
    Uriel

    ResponderEliminar
  10. Gracias profe por el diccionario parece chulo, pero de momento no encuentra incubula, ni incunabulus o incunabulum (supongo que sera de la segunda). De todas manera me hará papel para lo que quería.

    Uriel, ahora si que lo entiendo, y recuerda quitarte los guantes de boxeo para teclear.

    Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
  11. Querido Miguel Ángel, "incunabula" es un sustantivo neutro y plural de la 2º declinación latina, y "cunae", de donde deriva, es sustantivo neutro de la 1º; no se registra para estos sustantivos forma de singular en el diccionario.
    Y hablando de diccionarios, por eso te decía yo que seguía fiel a los míos de toda la vida; uno de los más útiles para tener a mano es el de la edit. Vox, el más utilizado en secundaria aún hoy, y que puedes encontrar en cualquier librería (seguro que es el mismo que tienes apañado con cinta aislante).
    Mil saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hay un error que subsanar inmediatamente, un "lapsus manus"; "cunae" es sustantivo femenino y plural de la 1º y en esta declinación hay muchísimos sustantivos femeninos, un escaso número de masculinos pero no hay neutros.
    Mil perdones, pero la noche me confunde.

    ResponderEliminar