martes, 29 de mayo de 2012

Los misiles carteros

En la reciente entrada sobre el Parcel Post Service y el edificio enviado por correo la nunca bien ponderada "profe" me dejo un comentario sobre la etimología de las palabras correo y postal. Resumiendo sus palabras podemos decir que correo vendría del latín currere, osease correr, mientras que postal derivaría del latín positus, que seria el lugar donde se relevaban los caballos para que los mensajeros prosiguieran su camino con caballos frescos sin tener que detenerse. Dos formas de llevar el correo que ya han quedado anticuadas, con el advenimiento del tren, los vehículos a motor y el avión. Los distintos servicios de correos siempre han sido pioneros a la hora de adoptar los nuevos medios de transporte para el cumplimiento de su misión. Tanto es así que el servicio americano llegó a experimentar con misiles militares.

Missile+mail+correoñmisil

El 8 de Junio de 1959 el submarino USS Barbero situado en la base naval de Norfolk, Virginia lanzó un misil de crucero Regulo hacia la base de Mayport, Florida, donde llego 22 minutos mas tarde después de recorrer 500 millas (unos 900 kilómetros) sobre el océano. Este misil normalmente iba equipado con dos cabezas nucleares que le fueron retiradas y sustituidas por dos contenedores que contenían un total de 30.000 cartas. Todas estas cartas eran idénticas e iban dirigidas a distintas personalidades como prueba y conmemoración de la hazaña lograda. Los responsables del envió rápidamente lanzaron las campanas al vuelo y llegaron a decir que "antes de que el hombre llegue a la Luna cientos de misiles dirigidos cruzaran el Atlántico llevando correspondencia entre Europa y USA".  Pero todas estos proyectos nunca vieron la luz, después de aquel primer envió se vio que los costes eran muy superiores a los beneficios que podía reportar la empresa. Ademas las fuerzas armadas estadounidenses rápidamente retiran su apoyo ya que una vez demostrado que podían hacerlo (no olvidemos que estamos en plena Guerra Fría) perdieron el interés en aportar submarinos y misiles para esta empresa.

La verdad es que en la actualidad hubiera sido una bonita manera de reciclar los misiles intercontinentales y de crucero que se destruyeron en las distintos planes de desarme entre Estados Unidos y la Unión Soviética primero y entre aquellos y Rusia tras la caída del muro.

Nota.- En uno de vuestros amables comentarios nos cuentan que ya en 1936 se hicieron pruebas en Cuba para utilizar cohetes en el servicio de correos. Aquí tenéis un enlace a un pdf con las distintas emisiones de sellos que se hicieron tanto para los envíos en cohetes como para posteriores conmemoraciones. Gracias a HBN por el descubrimiento.

4 comentarios:

  1. Gracias, amigo Miguel Ángel, por tu gentilísima mención a mi humilde persona en esta interesante entrada que hace bueno el refrán de "No hay dos sin tres"; y esta tercera es también un buen ejemplo de la castiza expresión de "Matar moscas a cañonazos".
    Como no podía ser de otro modo, entro rauda como el viento a dejarte mi puntito etimológico; la palabra "carta" procede del sustantivo latino "charta", 'papel', y esta a su vez del griego "chártes", 'papiro'; de hecho la "charta" latina era en realidad la hoja o lámina en se escribe: palma, papiro, lienzo, plomo, tablilla encerada, pergamino o papel, es decir, las materias utilizadas sucesivamente como soporte de la escritura a lo largo de la historia. El término "misil" proviene igualmente del latín, del adjetivo "missilis, missile", 'que se puede lanzar, a propósito para ser lanzado, arrojadizo' que tiene su origen en el verbo "mitto,(...), misi, missum", que significa 'enviar, lanzar'. Como se puede comprobar, los términos elegidos responden muy bien a su origen etimológicos, porque los misiles cumplen su función cruzando kilómetros de distancia (otra cosa son los fines a los que los dediquemos), y las cartas, ya se sabe, que el papel aguanta lo que se escriba sobre él.
    Convengo contigo, amigo Miguel Ángel, en el asunto del reciclaje; desgraciadamente, "Bellum omnium contra omnes", las relaciones humanas se reducen a una guerra perpetua, 'La guerra de todos contra todos' y así nos va.
    Mil biquiños y perdón por el retraso en mi comentario.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu siempre acertado comentario. Y no hay problema por la tardanza, "nunca es tarde si la dicha es buena".
    Mil besets

    ResponderEliminar
  3. Magnifico blog y muy buena entrada, a tenor del articulo queria recordarles que veinte anios antes, en Cuba se hizo un experimento similar https://echenastamps.files.wordpress.com/2009/11/catalogo-del-cohete-postal-cubano.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario y por la información. La añado con tu enlace a la entrada.

      Salodos y gracias otra vez por comentar

      Eliminar