jueves, 20 de septiembre de 2012

Fernando, Alejandro y un nudo, el Gordiano.

La idea para esta entrada me la sugirió un gran amigo cuyo único defecto es no leer esta bitácora tan a menudo como debiera. Ciertamente es un idea interesante, ya que nos permite hablar de historia, de leyendas, de leyendas cuasi-históricas que a su vez vienen de leyendas mas antiguas, y ademas descubriremos el origen de una frase de uso común que proviene de una de estas leyendas-historias. Y el nexo de unión de todo esto son dos palabras que seguro hemos oído mas de una vez (ya sea solas o en compañía de otras):

tanto+monta+fernando+alejandro+nudo+gordiano

Efectivamente, el "Tanto monta" que podemos leer en muchos escudos de los Reyes Católicos. La explicación mas habitual es la que nos dice que estas palabras son el comienzo de la conocida frase "Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando" que nos indicaría que ambos reyes estaban al mismo nivel y ninguno de los dos era superior al otro. Sin embargo esta historia no es cierta, el mote de "Tanto monta" era exclusivo de Fernando II de Aragón y hace referencia a un antigua historia mitificada protagonizada por el mismísimo Alejandro Magno. (Por cierto, un pequeño apunte, el pareado de "Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando" tampoco es un invento franquista, para quien lo dude puede consultar la Enciclopedia Espasa de 1930 y vera que ya hace referencia a esta frase como falsa pero antigua).

El rey Fernando estaba buscando un símbolo o mote para colocarlo en su escudo y pensó en el yugo, ya que era costumbre que los nobles escogieran motes para sus escudos que empezaran con la misma letra que el nombre de su amada, así yunque empezaría con la Y de Ysabel (según la grafía de la época). El gran humanista Antonio de Nebrija (que posteriormente escribiría la primera gramática de una lengua vulgar, el castellano) le contó la historia del Nudo Gordiano haciéndole ver que podría servir para una explicación de su símbolo.

Según esta historia, a caballo entre la realidad y la leyenda, cuando Alejandro Magno conquista Frigia buscó rápidamente el carro del rey Gordio. Este carro era especial por un complicado nudo que unía la lanza del carro con el yugo de los bueyes, un nudo que ocultaba artísticamente los cabos por lo que era prácticamente imposible de desatar. La tradición y los oráculos predecían que el que fuese capaz de desatar este nudo conquistaría oriente, así pues Alejandro no quiso rehuir el desafió y procedió a intentar desatarlo. Tras mucho intentarlo dijo una mítica frase, "Tanto monta desatar como cortar" y sacando su espada cortó de un tajo el famoso nudo, anunciando que había cumplido con la misión y conquistaría Oriente. Por esto, cuando nos encontramos en una situación difícil, en la que no vemos muy bien todas las implicaciones (los cabos del nudo) decimos que estamos ante "un nudo gordiano", que hasta que no lo desatemos no podremos encontrar la solución al problema.

Nebrija le doró la píldora al futuro rey diciéndole que ya que él iba a ser tan importante como el gran Alejandro porque no coger un mote que estuviera a su altura. Y queriendo rizar el rizo le hizo ver que el mote de su esposa eran unas flechas (por la F de Fernando) que junto al yugo y al lema de "Tanto monta" podían indicar que habían sojuzgado a sus enemigos (los nobles contrarios a la unión) o bien por que se habían sometido voluntariamente (el yugo) o bien por la fuerza de las armas (las flechas) que tanto monta una cosa como la otra.

Hay quien dice que Maquiavelo se inspiró en Fernando el Católico y su "tanto monta" cuando escribió su famosísima e inexistente frase de "el fin justifica los medios".

Y de regalo la historia del rey Gordio, el del nudo. Gordio era un simple labriego que una misteriosa noche observo que un águila se poso sobre su carro (concretamente en el famoso nudo) y permaneció allí hasta el amanecer. Intrigado por el acontecimiento se fue a la capital a consultarlo con los oráculos. No encontró respuesta pero si a una bella profetisa que le llevo ante el altar, primero para ofrecer una ofrenda a los dioses y después para casarse con él, no perdió el tiempo el buen Gordio. En es mismo instante los frigios estaban en plena guerra civil por la sucesión en el trono real y, como era costumbre, consultaron a los oráculos para  resolver el problema sin derramamiento de sangre. La respuesta que obtuvieron fue esta: "El próximo rey de Frigia vendrá conduciendo una carreta unida a sus bueyes por un complicado nudo imposible de desatar". La casualidad o el destino quiso que en ese instante apareciera Gordio sobre su carreta con su flamante nueva esposa. Los frigios al verlo y examinar el nudo lo aclamaron como rey. Gordio consagró a Júpiter el famoso carro, nudo incluido, que quedo en el recinto del templo a la espera del gran Alejandro Magno.

Espero haber desatado con éxito el nudo gordiano de contar tantas historias entrelazadas en una sola entrada. Y si no lo he conseguido esperad un momento que voy a por mi espada.

5 comentarios:

  1. Querido Miguel Ángel, sabes que los temas de tus entradas siempre son de mi interés, pero cuando las alusiones tienen además por medio el mundo grecolatino, ¡aiss!, pico como pez en el anzuelo.Interesantísima la explicación que conecta al rey Fernando con el gran Alejandro; fue este último siempre objeto de admiración para muchos gobernantes, entre ellos Julio César, quien luego lo sería, a su vez, de Napoleón.
    Cuando Alejandro hubo sometido a Grecia bajo su control, estaba listo para embarcarse en la más grande aventura de su vida; en la primavera de 334 a.C. el joven rey, de apenas 21 años, navegó la angosta vía fluvial del Helesponto, que separaba Grecia de Asia, dominada por los persas. Cuando llegó a la orilla, lanzó contra el suelo su espada, que quedó clavada, y saltó a tierra cubierto con su magnífica armadura; aunque él no lo sabía, un año más tarde habría de cortar de un solo golpe el "nudo mágico" de Gordión y dicen que antes de hacerlo pronunció estas palabras : "¿Qué importa cómo lo desate?". El conquistador de Asia había llegado.
    Un placer leer esta entrada que aúna el mundo griego con la Historia de España, caro amigo.
    Mil bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu amable comentario. Al nombras la fascinación de julio cesar por Alejandro no puedo dejar de recordar las lagrimas del romano en l tumba del Magno, " a mi edad el dominaba el mundo y yo no soy nadie".

      Mil besets

      Eliminar
  2. Un apunte sobre el nudo, se dice que el yugo lo usó Fernando ya que Alejandro Magno conquistó oriente y el rey católico se expandió hacia el oriente: Cerdeña, Sicilia, Malta, Atenas...

    Buena entrada Miguel Ángel, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, en el "doramiento de píldora" de Nebrija al rey también incluía esa conquista del oriente. Es mas recuerdo vagamente haber visto un mapa en el que estaba el proyecto de Fernando de expandir la Corona de Aragón mas allá de tierra santa, pero como no he podido reencontrarlo no lo he incluido.

      Un saludazo y muchas gracias por el aporte

      Eliminar
    2. Yo me refería "simplemente" con su expansión por el Mediterráneo, pero si encuentras el mapa que comentas me lo dices, o mejor, haces una buena entrada jeje.

      Eliminar