martes, 9 de octubre de 2012

El origen valenciano del ajedrez

Ya se que muchos me diréis que el ajedrez viene de un juego persa, que a su vez deriva de un juego indio, pero estamos hablando del ajedrez moderno, del inicio del ajedrez prácticamente como lo conocemos hoy en día. Pero antes de meternos en faena vamos a ilustrar esta entrada con una foto de la verdadera protagonista de esta historia:

dama+reina+ajedrez+valencia+vicent

Efectivamente, la dama o reina. El movimiento de esta pieza es la que va a revolucionar completamente el ajedrez pasando de ser una mera comparsa a ser el elemento mas poderoso de la contienda. Tan es así que al nuevo ajedrez se le conoció con el nombre de "Ajedrez de Dama". Y como corresponde a tan bella protagonista su irrupción en el renovado juego vino de la mano de la poesía. En 1475, tres amantes de la poesía y el ajedrez llamados Bernat Fenollar, Francí de Castellví y Narcís Vinyoles escribieron en Valencia un poema llamado "Scahs d'amor"  que podríamos traducir como "Escaques de amor", para quien no este muy familiarizado con el juego escaques son las casillas del tablero (por cierto, en valenciano escacs también es el nombre del juego). En este largo poema los autores ponen las bases del nuevo ajedrez, en el que aparte del nuevo movimiento de dama también cambian el movimiento del alfil y añaden otros cambios menores como la captura al paso o la obligación de anunciar el jaque. Incluso reproducen una partida que debemos de considerar como la primera partida de ajedrez moderno de la historia. Partida que os pongo aquí en notación moderna por si alguien quiere reproducirla:


Castellví-Vinyoles,
Valencia, c. 1475

1.e4 d5  2.ed5 Dd5 (asistimos al primer movimiento de la dama en la Historia del Ajedrez)  3.Cc3 Dd8  4.Ac4 (el  debut del alfil en el nuevo ajedrez) Cf6  5.Cf3 Ag4  6.h3 Af3  7.Df3 e6  8. Db7 Cbd7  9.Cb5 Tc8  10.Ca7 Cb6  11.Cc8 Cc8 12.d4 Cd6  13.Ab5 Cb5  14.Db5 Cd7  15.d5 ed5  16.Ae3 Ad6  17.Td1 Df6  18.Td5 Dg6  19.Af4 Af4  20.Dd7 Rf8  21.Dd8 mate, el primer mate con la reina que inaugura la edad moderna del ajedrez.

Pero no acaba aquí la historia del origen valenciano del ajedrez. No menos importante que este poema es el libro de Francesch Vicent Libre dels Jochs Partits dels Schacs en Nombre de 100 ordenat e compost escrito en 1495  que es considerado como el primer tratado de ajedrez de la historia. Este libro fue llevado  a la imprenta (no olvidemos que en Valencia había una de las primeras de Europa) lo que propició una rapidísima difusión por el mundo conocido. Hoy en día este libro esta perdido, aunque estudios recientes han descubierto alusiones e incluso paginas enteras copiadas en libros y manuscritos del siglo XVI.

En esta pagina auspiciada por el Ayuntamiento de Valencia podéis obtener mas información sobre este apasionante tema. 

Hoy es 9 de octubre, día de la Comunidad Valenciana, en el 774 aniversario de la conquista de Valencia por el Rey Jaime I  he querido  hacer una entrada en honor de mi patria chica, tal y como hice el año pasado con el Tribunal de las aguas. Y por cierto, la primera maquina que jugaba de verdad al ajedrez, mas allá de un simple movimiento de piezas, también se invento en España.

7 comentarios:

  1. Muy interesante la entrada. Desconocía este hecho. Sin dudas el ajedrez tomo una nueva orientación desde aquel momento. El movimiento de la reina ha sido una revolución en el juego... mira tu que fuera español y valenciano!! Yo siempre había atribuido su creación completa a los persas. Pero ya sabes lo que dice, siempre puede aprenderse algo nuevo.
    Un Saludo
    Uriel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me enorgullece el ser yo el que te enseñe algo a ti.

      Un saludo y nos seguimos enseñando/aprendiendo.

      Eliminar
  2. Querido Miguel Ángel, ¡excelente homenaje al día de tu Comunidad con esta entrada tan interesante sobre el noble juego del ajedrez! Es un placer haber aprendido de tu mano sus huellas valencianas.
    Los antiguos romanos, como todos los pueblos, eran muy aficionados a los juegos y se entregaban, tanto los jóvenes como los ancianos, a ellos con pasión; de hecho los juegos de azar hacían furor especialmente entre los hombres, con apuestas de enormes cantidades de dinero. ¡Y hasta los mismísimos Augusto, Nerón y Claudio estaban dominados por la pasión del juego, llegando a perder cuantiosas sumas!
    Prueba de esta afición es un juego en concreto, el "Ludus latrunculorum", que se jugaba con 32 piezas, 16 de cada color: blancas-negras, rojas-doradas, dispuestas sobre un tablero de juego, formando dos equipos organizados en disciplina y nomenclatura militar; debían moverse con mucho arte por su campo y líneas, unos con movimientos en un solo orden, otros avanzando e incluso saltando en varias direcciones, siempre evitando ser rodeados o comidos. Aunque el juego debía de tener algo de nuestro ajedrez o de nuestras damas, no sabemos exactamente cómo se desarrollaban las partidas; la victoria consistía en arrebatarle todas las piezas al adversario o dejárselas inmovilizadas.
    Otros juegos como el "Ludus duodecim scriptorum" también eran muy populares y prueba de esta popularidad son las recriminaciones de Cicerón, quien se queja, irritado, de que los romanos vayan al mismísimo recinto del Foro, donde tiene lugar la administración de justicia, a jugar; y es que en las gradas del pavimento de mármol de la basílica Julia aún hoy podemos encontrar marcadas "tabulae lusoriae", tableros de juego, señales de cómo los romanos distraían sus ocios y pasaban el tiempo entretenidos.
    Mil bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hummm,es Ludud latrunculorom tambien tiene un aroma a ajedrez puro y duro.
      Por cierto, mi hermana esta emocionada con su viaje a Roma y tus indicaciones.

      Mil besets y mil gracias.

      Eliminar
    2. Querido Miguel Ángel, está claro que, desde que el mundo es mundo, a los humanos nos ha gustado entretener nuestro "otium"; tableros de juego de formas diversas, alquerques visibles aún hoy en muchos claustros e iglesias y hasta un Rey Sabio que escribió el primer tratado de juegos de la literatura europea nos hacen pensar en la necesidad imperiosa del ser humano de "iocari", 'bromear, hacer algo con alegría".
      Yo también estoy encantada de haberle servido a tu hermana de "cicerone" eficaz por Roma y de haber contribuido a descubrirle algunas de sus maravillas; pero reconozco que todo el mérito del éxito de este viaje es suyo, que es una magnífica "alumna" , que ha disfrutado tanto de la Ciudad porque llegó a ella con una actitud totalmente entregada y un deseo inmenso de emocionarse con ella. Mis indicaciones, humildemente, no hicieron más que trazarle un itinerario que le permitiera aprovechar cada momento y que ella siguió fielmente. ¡Y yo me siento feliz de haber podido acompañarla en esta visita aunque sólo fuese virtualmente!
      Mil biquiños, caro.

      Eliminar
  3. Creo que debes tener claro que este es uno de tus artículos de los que tomo buena nota ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, no esperaba menos de ti. Ya sabes que nombrándome lo que quieras, y si encima me sigues retuiteando....

      Eliminar