jueves, 29 de noviembre de 2012

¿Es posible juzgar a Dios? 2ª parte, Ernie Chambers

Siguiendo con el tema de las demandas contra Dios hoy viajamos a USA para conocer al singular protagonista de esta historia, el representante por Omaha en el parlamento de Nebraska Ernie Chambers:

Ernie+Chambers+demnada+Dios

Supongo que os llamara la atención la camiseta azul que viste nuestro protagonista, algo poco habitual en un político. Y mas os extrañara si os digo que esta foto es la oficial del Parlamento de Nebraska, aunque para los "nebraskinos" no es nada extraño verlo de esta guisa, ya que es famoso, entre muchas otras cosas, por acudir a las sesiones con camiseta y vaqueros. Pero seria injusto quedarnos en esta anecdota, Chambers es un gran defensor de los derechos civiles muy querido y respetado en su ciudad, no obstante fue representante durante la friolera de 38 años, y no sigue en el parlamento porque una ley del año 2.000 limitó a dos el numero de mandatos, por lo que en 2.009 tuvo que abandonar su escaño, a pesar de que todas las encuestas le daban como claro ganador, como el mismo dijo sin pudor alguno "han hecho esta ley para poder librarse de mi".

Pues este "polémico y colorista" político presento en 2.007 un curiosa demanda ante la Corte del Condado de Douglas. Demandó nada mas y nada menos que a Dios, conocido con varios alias, títulos y nombres. En la demanda, en la que pide un interdicto para que Dios cese en sus actividades violentas, acusa a este de genocidio, amenazas terroristas y de ser culpable directa o indirectamente de huracanes, plagas, tifones inundaciones terremotos y otras desastres naturales.

Desde luego lo de culpar a Dios de los desastres naturales tiene su parte de razón. Y lo de las amenazas terroristas también, "si no cumplís lo que os digo caerá todo mi poder sobre vosotros" han dicho cientos de dioses en la historia de la humanidad, ademas Chambers le indica al tribunal que recordando la historia dichas amenazas se tienen que tomar en serio, ya que han sido cumplidas en el pasado en forma de diluvios, lluvias de fuego o erupciones volcánicas. 

En la demanda nuestro héroe hace varias apreciaciones para evitar que esta sea rápidamente desestimada. Como Dios es omnipresente se haya presente (valga la redundancia) en el condado de Douglas, por lo que el tribunal es competente para juzgarlo. También es omnisciente,  osease que "lo sabe todo", por lo tanto es perfectamente conocedor de la presente demanda. Por si esto fuera poco tiene en la tierra numerosos representantes que dicen actuar en su nombre, sin que el acusado haya renegado nunca de ellos.

En fin, una demanda "frívola" (como el propio Chambers reconoció) pero a mi entender perfectamente razonada. Podéis consultar aqui la demanda completa (en ingles, claro). Pero, ¿por qué presentó esta demanda si el propio Chambers la consideraba frívola? Parece ser que el origen de todo fue el intento de hacer leyes para evitar la presentación de demandas consideradas poco serias. Chambers con esta demanda defendía el derecho de todo el mundo de querellarse contra quien creyese conveniente, sin que la posición de uno u otro evitasen el poder acudir a los tribunales, hasta el propio Dios podía ser demandado.

Pero a pesar de todas sus prevenciones la demanda fue rechazada por considerar que el acusado no tenia un domicilio y no se le podía notificar. Chambers apeló ante la Corte de Apelaciones de Nebraska que oyó su caso. Definitivamente en enero de 2.009 se rechazó la  apelación alegando que no se podían juzgar supuestos ficticios o hipotéticos. 

Desde esta humilde bitácora hemos estado intentado contactar con el acusado para escuchar sus impresiones pero lamentamos comunicar que nos ha sido totalmente imposible.

Enlace a la primera parte, Pavel Mircea

Enlace a la tercera parte, la URSS

martes, 20 de noviembre de 2012

¿Es posible juzgar a Dios? 1ª parte, Pavel Mircea

Como habréis podido observar mis entradas se empiezan a espaciar demasiado en el tiempo. No es por culpa de que vaya muy atareado ni de otros problemas técnicos, la realidad es que las musas me están abandonado, osease , que es culpa enteramente suya, quizás debería demandar a las musas por no cumplir con su parte del trato y no inspirarme para poder seguir con esta bitácora. Pero ¿seria posible demandar a las musas? a las musas no lo se, pero a Dios, el Supremo Hacedor, si que se le ha demandado varias veces, llegando incluso a sentarse en el banquillo en una ocasión. Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid (y no estan probando submarinos) voy a escribir tres entradas con este tema, así curare un poco mi sequía creadora. Espero no aburrir a mis amables, y pacientes, lectores.
Dios+juicio+demanda

Nuestra primera historia transcurre en Rumanía. Allí Pavel Mirza  llevaba un vida difícil siempre envuelto en problemas y drogas. Alcohólico desde los catorce años tenia graves problemas de personalidad que ya le llevaron a distintos correccionales y reformatorios por varios delitos, la mayoría con violencia. Finalmente en el año 2.000 cogió un bate de béisbol y en estado de embriaguez empezó a atacar a varias personas al azar, matando a una de ellas a golpes, ademas de lesionar gravemente a dos mas. En el juicio fue declarado culpable y condenado a a cumplir veinte años de cárcel en la penitenciaria de Timisoara.

Pero en el 2.005 decidió, no sabemos si en una ataque de locura o de lucidez, que él no era el responsable de sus actos, sino el mismísimo Dios, ya que según él no le había protegido lo suficiente de la influencia maligna del Diablo. Intentó presentar una petición para quedar libre de la cárcel argumentando la culpabilidad de Dios, pero rápidamente le vio poco futuro al asunto. Sin embargo había algo que si que podía hacer, demandar al Supremo Hacedor por cohecho, estafa y abuso de autoridad. Todo esto argumentado y con sus correspondientes artículos del código penal. El texto principal de su demanda lo podríamos traducir mas o menos así:

Yo Pavel Mircea, en la penitenciaria de Timisoara, y condenado a veinte años de prisión por asesinato, pido que se abra un proceso penal contra el llamado Dios, con domicilio en el cielo y representado por la Iglesia Ortodoxa de Rumania y la Catedral Metropolitana de Timisoara, por los delitos recogidos en los artículos 215 (estafa), 221 (encubrimiento), 246 (abuso de autoridad), 256 (cohecho) y  257 (tráfico de influencias). El bautismo que recibí por parte de la iglesia constituye un contrato con el demandado por el que se comprometía a apartarme del diablo y mantenerme alejado de problemas. Hasta ahora la parte demandada no ha cumplido el contrato a pesar de que ha recibido de mi parte oraciones y otros bienes a cambio del perdón de los pecados y la promesa de que "voy a salir de los problemas y voy a tener una vida mejor", pero me dejó caer en las garras del Diablo.

Puede parecer una locura, y lo es, pero no me digáis que el concepto del bautismo como contrato vinculante entre Dios y el bautizado no deja de tener su intringulis. En la demanda pedía  ademas de una indemnización, la devolución de todo el dinero gastado en velas y dádivas para la iglesia así como un pago por todas la horas perdidas rezando.

Y aunque parezca mentira la demanda no viajó directamente al cubo de la basura. Nadie se la tomó en serio, pero nadie quería ser el que la rechazase. La policía, los fiscales y los juzgados iban pasándose la patata caliente hasta que finalmente en 2007, dos años después de interponerla, se archivó al considerar que Dios no era una persona a efectos legales y que no se le conoce un domicilio.

Espero que os haya resultado un historia tan curiosa como a mí, pero si no os gusta ya sabéis que las culpables son las musas, por incumplimiento de contrato y por negligencia en el cumplimiento de sus funciones.

Enlace a la segunda parte, Ernie Chambers.

Enlace a la tercera parte, la URSS

lunes, 5 de noviembre de 2012

Las elecciones presidenciales de los EEUU

Escribo esta entrada un primer lunes de noviembre, por lo tanto mañana sera el primer martes después del primer lunes de noviembre, y como estamos un año bisiesto (o acabado en 00) mañana se celebran las Elecciones Presidenciales de Estados Unidos. Todos hemos oído hablar de estas elecciones  en las que muchos creen que todo el planeta debería votar, y de cosas como "votos electorales", "estados clave", o de la posibilidad de que salga elegido presidente un candidato con menos votos populares que su rival. Siempre he tenido curiosidad por saber como funciona exactamente este sistema electoral y este año me he decidido a investigar un poco, y como dije en mi primera entrada (¡hace ya mas de 17 meses!), lo anotare en esta bitácora con motivo de no olvidarlo, y si alguien me lee y le gusta pues me alegraré, y si no, pues aquí estarán estas cosas para que yo no las olvide.

mapa+usa+esatdos+votos+electorales

En primer lugar hablaremos de la curiosa fecha elegida para estas votaciones "el primer martes después del primer lunes de noviembre". Simplemente nos dice que serán el primer martes siempre que este no sea día uno, osease el día de difuntos (o jalogúin). Y ¿por que martes?, pues porque el domingo se iba a misa, el lunes se empleaba en el viaje (tengamos en cuenta que estamos hablado de finales del XVIII), el martes se votaba y el miércoles se estaba de vuelta para poder ir al mercado semanal.

Pasemos al sistema electoral en si, que para eso he ilustrado esta entrada con el mapa de los EEUU con colorines y numeritos. El sistema de elección no es sufragio directo, si no indirecto, ya que los votantes eligen a ciertas personas (los electores) que elegirán el presidente y al vicepresidente. A cada estado le corresponde un numero distinto de electores, que esta definido por la suma de sus congresistas en la Cámara de Representantes (en función de la población) y sus senadores (siempre dos). Así nos da el mapa superior en el que podéis ver los electores de cada estado, que van desde los 55 de California a los tres de Montana o las dos Dakotas. Whasington D.C. no tiene representantes ni senadores, pero para estas elecciones se le asignan tantos electores como tenga el estado mas pequeño, en esta caso tres.

¿Y como se eligen estos electores? pues por el voto popular en cada uno de los estados, en cuanto al sistema de recuento y reparto de los electores entre las distintas candidaturas el sistema es bastante claro, cada estado puede hacerlo como le de la gana. Podrían elegir un sistema mayoritario, proporcional o incluso aplicar la famosa ley d'Hont, pero 48 estados y el D.C. han optado por el conocido como "todo para el ganador", es decir, la candidatura que consiga mas votos, aunque solo sea uno mas que el contrario, se lleva la totalidad de los electores. Solo escapan de este sistema Maine y Nebraska, pero no os creáis que es muy diferente, en realidad hacen como todo el país pero en pequeñito, distribuyen sus electores por condados, y el que gane el condado se lleva todos los electores que tenga atribuidos.

De este sistema se puede deducir que en realidad no hay una sola elección, sino 51 elecciones independientes. Este apreciación lo refuerza el que cada estado tenga sus normas para la presentación de candidaturas, esto quiere decir que no todos los candidatos se presentan en todos los estados, los partidos minoritarios como el Partido Libertario o el Partido verde solo pueden presentarse en un puñado de estados, frente a los dos grandes partidos que obviamente se presentan en todo el territorio nacional.

Los electores así elegidos se reúnen ante sus asambleas estatales en otra bonita fecha, el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre. Allí cada uno emitirá dos votos, uno para el presidente y otro para vicepresidente. Y aquí tenemos otra curiosidad, no hay ninguna disposición constitucional, ni ley federal que obligue a los electores a votar por el candidato al que representaron en las votaciones. Es mas, aunque varios estados tiene leyes que prohíben el voto por otro candidato no esta muy claro lo que decidiría el tribunal constitucional en el caso de que sucediera. En la historia de los USA mas del 99 % de los casos se ha votado por el candidato al que se representaba. El último caso que no se hizo fue en 1972, y dio lugar a dos hechos significativos. En dichas elecciones la victoria de Nixon fue abrumadora 520 votos electorales frente a 17. Roger MacBride, elector republicano por Virginia decidió dar su voto a los candidatos del Partido Libertario. Con esta decisión convirtió a Tonie Nathan (candidata a la vicepresidencia) en la primera mujer en obtener un voto en el Colegio Electoral. Este voto se convirtió también en el último voto hasta la fecha obtenido por un partido que no sea ni el Demócrata ni el Republicano.

Estas asambleas remiten los votos al Congreso donde se efectúa el recuento en el mes de enero, consiguiendo la presidencia el candidato que hay conseguido el mayor numero de votos electorales. En caso de empate la Cámara de Representantes elegiría el presidente y el Senado al vicepresidente. Esta circunstancia solo se ha dado tres veces, en 1800 y en 1824 la Cámara escogió al presidente, y en 1836 el Senado al vicepresidente.

Finalmente el 20 de enero del año siguiente el presidente toma posesión de su cargo prestando juramento ante el presidente del Tribunal Supremo.

Este sistema ha provocado que hasta en cuatro ocasiones el candidato mas votado no haya sido elegido presidente, la última de ellas en el 2000, en la dura pelea entre Bush y Al Gore. También hace prácticamente imposible que los partidos pequeños obtengan votos electorales, por ejemplo en 1992 Ross Perot consiguió el 19 % del voto popular, pero no consiguió ni uno solo de los 538 votos electorales en juego.