domingo, 31 de marzo de 2013

Operación avispa

En los últimos tiempos se esta hablando mucho, sobre todo en España, del sistema electoral y de si es o no democrático  al considerar que algunos partidos tienen mas escaños que los que merecerían por el voto popular obtenido, y otros desaparecen del Congreso o son muy minoritarios aun teniendo un considerable apoyo. Todos los sistemas electorales tiene sus pros y sus contras, aunque algunos sea difícil entenderlos (como el sistema para la elección de presidente en USA). Uno de los sistemas que mas intentan que el Parlamento sea un reflejo fiel de la distribución del voto popular es el "Sistema proporcional con resto mayor". De este sistema, usado durante varios años en Colombia, es del que vamos a hablar hoy, y como es de suponer en esta bitácora veremos un pequeña sorpresa escondida en forma de simpático insecto.

avispa+sistema+electoral+voto

Este sistema coge el total de votos validos a candidaturas y los divide entre el número de escaños a elegir, de esta manera obtenemos un valor llamado cociente, que nos daría la cantidad de votos necesarios para obtener un escaño. Entonces dividimos los votos de cada partido entre el cociente y obtenemos el número de escaños que le corresponden a cada lista. Obviamente este reparto es imposible que sea exacto, tendremos por un lado un sobrante de puestos por repartir, y por otro todos los partidos tendrían un resto resultante de la división efectuada. Ahora lo que se hace es ordenar los partidos por el resto (de mayor a menor) y se va asignando un escaño a cada uno por orden hasta acabar con el sobrante. Pongamos un ejemplo, en una circunscripción se eligen diez representantes y tenemos 4.000 votos validos. Dividiendo 4.000 entre 10 nos da que el cociente seria 400. Se han presentado cuatro partidos, y en la siguiente tabla podemos ver el resultado en votos y escaños:

Partido APartido BPartido CPartido DTotal
Votos175014504503504000
Escaños por cociente43108
Resto15025050350
Escaños por resto mayor112
Total escaños441110

Como vemos el partido B y el D obtienen los escaños por resto mayor. También vemos que  A y B tienen los mismos representantes a pesar de que A tiene 300 votos mas que B.

Pero ahora supongamos que con los mismos datos el partido A presenta cuatro listas distintas que obtienen los mismos 1.750 votos pero distribuidos entre ellas, ¿como quedaría el reparto?:

Partido A1Partido A2Partido A3Partido A4Partido BPartido CPartido DTotal
Votos70037535032514504503504000
Escaños por cociente10003105
Resto30037535032525050350
Escaños por resto mayor111115
Total escaños211131110

Si sumamos vemos que el partido A obtiene 5 escaños, uno mas que en el ejemplo anterior, escaño que pierde el partido B que se queda con tres.

Como vemos el sistema favorece el que los grandes partidos presenten diversas listas (al revés que la mayoría de los otros sistemas). Hasta aquí esta bien como curiosidad pero ¿se ha llevado esto a la practica? . Pues la respuesta es un rotundo Si. Como ya hemos dicho este sistema funcionaba en Colombia, y en las elecciones de 1990 (para elegir una Asamblea Constituyente) el Partido Liberal Colombiano se dio cuenta del fallo y presento multitud de listas. En gran parte ellas consiguió un escaño por resto mayor ( como A2, 3 y 4), consiguiendo un gran presencia en la Asamblea que no habría conseguido de haber presentado un lista única. A este "truco electoral" se le bautizo como Operación Avispa, es fácil ver el paralelismo entre el ataque de un enjambre de avispas y la presentación de un "enjambre" de listas.

Pero la cosa no quedo ahí. Todos los demás partidos se dieron cuenta de la situación y empezaron a aplicar su propia operación avispa en todas las elecciones posteriores. Y no solo eso, esta situación marcó la política colombiana y cualquier corriente dentro de un partido se veía legitimada para presentar su propia lista, cosa que no era mal vista por el aparato del partido. Todo esto llevo a una proliferación cada vez mayor de listas, sin olvidar los partidos pequeños que también eran beneficiados con este modelo. El culmen de la operación avispa se dio en las elecciones de 2002. Se elegían cien senadores y tan solo diez se repartieron por cociente, los 90 restantes fueron repartidos por resto mayor, esto quiere decir que hasta un total de 93 listas tenían representación en el Senado. Como podéis suponer muchas de ellas pertenecían a los grandes partidos.

Finalmente en 2003 se cambio el sistema. Se fijó un umbral de votos para entrar en el reparto y se instauró el sistema de lista única, por el que un partido solo podía presentar una lista en cada circunscripción. Estos cambios arreglaron parte del problema, pero el estilo de la operación avispa había calado profundamente en la política colombiana y muchos partidos tuvieron serios problemas para consensuar esas listas únicas. El ejemplo mas claro fue el Partido Liberal (el creador de la operación) que se presentó muy dividido y sufrió un severa derrota.

Como vimos al principio todos los sistemas electorales tiene sus pros y sus contras, todo es cuestión de saber que queremos priorizar al adoptar un sistema u otro. Pero no me digáis que no es curioso que el casi siempre valido "Divide y Vencerás" en este sistema se convierte en todo lo contrario, "Divídete y Vencerás".

Y no puedo finalizar esta entrada sin agradecer a Viriato y a la Profe de Griego el haberse acordado de mi durante este gran silencio bloguero. Muchas gracias por estar siempre ahí.