lunes, 27 de octubre de 2014

Solo te acuerdas de Santa Bárbara cuando truena

No se cuantas veces me habré tenido que oír la frasecita de marras "Solo te acuerdas de Santa Barbara cuando truena", y ademas es una frase que hace especialmente daño el oírla por dos razones, la primera es porque cuando te la sueltan normalmente estas acuciado por algún problema importante por lo que lo que menos necesitas es que alguien te sermonee, y la segunda y principal es porque casi siempre tienen razón.

Como todos sabemos esta frase nos la tenemos que oír cuando nos dejamos todo para última hora y luego nos quejamos, o, con mas exactitud, cuando pedimos un favor a alguien que tenemos normalmente olvidado y solo lo recordamos cuando necesitamos su ayuda.. Pero ¿quien esta Santa Bárbara y porque tenemos que acordarnos de ella?.

Santa+Barbara+artilleria+tormenta+trueno+martir

Santa Bárbara es una santa mártir de la iglesia católica y de varias iglesias ortodoxas. Considerada dentro de los catorce santos protectores es la encargada de protegernos de las tormentas y de sus rayos y truenos. Sobre su vida y muerte hay multitud de leyendas, algunas contradictorias, pero su existencia parece fuera de toda duda ya que es venerada como santa desde poco después de la supuesta fecha de su muerte.

Según la versión mas aceptada vivió en Nicomedia en el siglo III de nuestra era. Su padre era un sátrapa local bastante sanguinario pero que tenia verdadera devoción por su hija, y tanto es así que la encerró en una torre para que nadie se la quitase (curiosa manera de demostrar su amor). No obstante nuestra protagonista fue feliz en su torre leyendo multitud de libros y recibiendo la visita de un sacerdote cristiano que se hacia pasar por médico. Este fue el que la bautizó y la convirtió al cristianismo, religión que abrazo con profunda devoción. Tanto es así que aprovechando las obras para construir un baño en su torre, mandó que construyen una tercera ventana idéntica a las dos que ya tenía. Al ser preguntada por su padre por estas ventanas ella le dijo sin miedo que representan a la Santísima Trinidad. Al oír esto su progenitor entro en cólera y le ordenó que abandonara esa religión y volviera a adorar a sus antiguos dioses, a lo que nuestra heroína se negó en redondo. Desapareció el padre amoroso y apareció el sanguinario sátrapa, que no dudo en someter a terribles tormentos a su hija con tal de que abjurase de su nueva fe. Al ver que no había manera de "hacerla entrar en razón" la denunció al prefecto de la zona exigiendo que la condenaran a muerte. No contento con conseguir esta condena pidió ser él mismo el verdugo que pusiera fin a la vida de su hija. Así pues en la cima de una montaña la joven se arrodilló ofreciendo su blanco cuello a su padre que le cortó la cabeza de un certero tajo. No tuvo tiempo el parricida de regocijarse de su hazaña por que en ese instante, de un cielo radiante sin una sola nube, un terrible rayo lo alcanzó fulminándolo al instante. Y esta es la razón por la que esta antigua santa es nuestra protectora contra las lluvias y tormentas.

El rayo y su explosión mortífera también la han hecho patrona de los artilleros, los mineros, los bomberos, los canteros y cualquier profesión en la que entren en juego los explosivos y el fuego. Y debido a la fulminante e inesperada muerte de su padre es la protectora de los que mueren sin haber podido recibir la extremaunción.

Numerosas son las oraciones con las que se pide la intercesión de nuestra santa, pero sin duda la que mas me gusta es la que aparece en la película "El virgo de Visanteta", basada en el sainete homónimo original de Bernat i Baldoví escrito en valenciano. Es una pequeña broma pero muy ilustrativa de la devoción por lo sagrado de muchas personas. 

Lliuranos de les trones Santa Bárbara bendita,
LLiuranos de les tronaes que pa aixo estas en la ermita

Que en castellano seria:

Libranos de las tormentas Santa Bárbara bendita,
libranos de las tormentas que para eso estas en la ermita.

En fin, si alguna tormenta os atemoriza ademas de apoyaros en vuestro compitruenos habitual también podéis acordaros de esta entrada y pedir ayuda a nuestra Santa Barbara bendita.

2 comentarios:

  1. Benquerido Miguel Ángel, ¡qué grata sorpresa reencontrarte en tus tareas blogueras! Siempre es un placer leer tus magníficas entradas y, con la que traes a colación en esta ocasión, para nada defraudas mis expectativas, porque ¡mira que es interesante la historia de esta santa tan "fogueteira", como diríamos aquí en Galicia!
    Por estas tierras tan próximas a mi estimado Ferrol, tradicional puerto militar, arsenal y astillero, bien concemos la acepción de "santabárbara" como compartimento de una embarcación donde se guarda la munición o la pólvora, que tan evidentemente se deduce a la luz de tu ilustrada explicación hagiográfica.
    Si me permites el apunte etimológico, te diré que el nombre de la santa en cuestión tiene su origen en una onomatopeya, es decir, la formación de una palabra por imitación fonética de la realidad extralingüística que designa. Y es que el término "bárbaro", de donde el femenino "bárbara" y de ahí el antropónimo "Bárbara", procede del griego βάρβαρος (bárbaros), que significa 'extranjero, no griego'; fue acuñado en origen para referirse a los persas a causa de su habla, un ininteligible balbuceo, un incomprensible "bar-bar" equiparable a nuestro parloteo "bla-bla-bla" imposible de entender. Más tarde el vocablo pasó a designar a los pueblos que invadieron el Imperio Romano y, por extensión, a las personas incivilizadas, de poca cultura o salvajes, pero también, como adjetivo, se utiliza para intensificar lo que se expresa.
    Como verás, ¡cuántas vueltas ha dado la palabra desde su nacimiento hasta nombrar a la santa!
    Confío en tu proverbial benevolencia para con mis prolijos comentarios también en esta ocasión, pero bien sabes que la etimología me pierde.
    Mil otoñales bicos, caro amico.
    PD. Mucho te he tenido presente en mis oraciones, jajaja, en particular este pasado viernes durante una extraordinaria visita a uno de los enclaves más mágicos de Galicia, en tierras de Lugo, que, estoy segura, habrías disfrutado enormente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benvolguda profe, tengo que confesar que para mi no es ninguna sorpresa que me regales los oídos con tus maravillosos comentarios. Por dos motivos, el primero por la parte elogiosa y segundo, y principal, por las interesantisimas aportaciones que siempre añades a mis entradas.
      Curiosisima la etimología de bárbaro, en la vida me habría podido imaginar que tenia un origen onomatopéyico. Como siempre el escribir una entrada me hace descubrís cosas nuevas en dos momentos, antes de escribirla al buscar ampliar información y después de publicarlas al leer tus comentarios.
      Mil besets amiga y gracias por acordarte de mi en tan misterioso lugar.

      Eliminar