miércoles, 5 de noviembre de 2014

Galois, el matemático romantico

Sí, habéis leído bien el título, Galois fue uno de los mas grandes matemáticos de la historia y ademas su vida es digna de la época romántica que le toco vivir, la primera mitad del siglo XIX, concretamente de 1811 a 1832. Y sí, otra vez habéis leído bien aunque parezca imposible, este genio hizo cruciales aportaciones a la ciencia de las matemáticas, incluyendo la teoría que lleva su nombre, viviendo tan solo 21 años. Murió muy joven y de una de las tres causas de muerte "favoritas" de los románticos de la época, a saber, el suicidio, los duelos a pistola o la tuberculosis. Pero vayamos ya con su vibrante historia.

evariste+galois+matematico+romantico+ecuaciones+teoria

Evariste Galois nació en una localidad cercana a Paris. Su padre fue un revolucionario firme partidario de Napoleón que llego a ser elegido alcalde de la villa por el partido liberal. Hasta los 12 años el pequeño Evariste fue educado por su madre, principalmente en griego, latín y religión, no parece ser que recibiera especial instrucción en matemáticas mas allá de las cuatro reglas. Cuando ingresa en el Liceo supera los primeros años con facilidad gracias a la formación recibida de su madre, pero en tercer curso tiene problemas con los trabajos de retorica por lo que tiene que repetir curso. Seguramente por el hastío que le produce el tener que repetir las mismas materias es por lo que se apunta a un curso de matemáticas, y aquí es donde empieza su meteórica carrera.

Galois era una esponja que absorbía y digería rápidamente todos los conocimientos posibles sobre la materia. Antes de acabar el curso ya ha terminado con todos los manuales "asequibles a su edad" y ya esta estudiando los últimos trabajos presentados, principalmente en el tema de ecuaciones y funciones. Con solo 17 años consigue publicar un artículo sobre "fracciones continuadas periódicas" pero sus grandes estudios se centran en la resolución de ecuaciones polinómicas. Deseoso de aumentar su formación intenta entrar en la prestigiosa Escuela Politécnica pero dos veces es rechazado, según parece por no admitir las preguntas y observaciones de sus examinadores. Estos rechazos aumentan su sensación de ser tratado injustamente por los poderosos. No le queda mas remedio que ingresar en la Escuela Normal donde prosigue sus estudios matemáticos y sus enfrentamientos con el poder.

Paralelamente a esta actividad académica se mete de lleno en la política revolucionaria,  lo que le lleva a constantes problemas con las autoridades, ya sean educativas o gubernamentales. Hasta dos veces es detenido por altercados revolucionarios llegando a pasar seis meses en la cárcel.

Sus estudios en la resolución de ecuaciones van por buen camino y llega a elaborar una revolucionaria teoría que con el tiempo pasaría a llamarse "Teoría de Galois" en la que introduce el concepto de "grupo" en las matemáticas, sentando las bases de lo que luego seria la Teoría de Grupos. Para hacernos una idea de la importancia de sus descubrimientos basta decir que  el desarrollo de estas teorías fue imprescindible para crear los algoritmos de los GPS actuales.

Lamentablemente sus colegas de investigación no estaban preparados para tamaños descubrimientos, hasta tres veces intento exponer sus trabajos en la Academia de Ciencias y no pudo en ninguna de ellas, Bien por extravíos del material, bien por que los académicos encargados de dar el visto bueno lo consideraron oscuro y poco inteligible, instándole a que publique su trabajo "cuando este completado". Os podéis imaginar el enfado monumental del bueno de Evariste al enterarse.

Pero su vida romántica no le permitió volverlo a intentar. En 1832, con tan solo 21 años, se ve envuelto en un duelo en extrañas circunstancias. Según cuenta el propio Galois se debe enfrentar a dos patriotas amigos suyos por culpa de "una infame coqueta". Un tiro de pistola le alcanza en el vientre causándole una muerte larga y dolorosa que no concluiría hasta el día siguiente. Un duelo que nos arrebato un matemático brillante pero que sin embargo podemos decir que nos dejó una noche mágica. La víspera del enfrentamiento, sabedor de que le esperaba la muerte segura, nuestro héroe escribió varias cartas a sus amigos despidiéndose, pero sobre todo nos dejo su "testamento matemático". Retomó su trabajo sobre las ecuaciones y en una noche de febril actividad lo repasó, aportando abundantes e importantisimas notas al margen.

Finalmente, como tantas veces ha pasado, el reconocimiento total le llegó después de su muerte, su hermano Alfred y su buen amigo August Chevalier, ordenaron sus papeles y empezaron una peregrinación de matemático en matemático hasta conseguir que Joseph Livoille se fijara en ellos. Así en 1843 consigue que su trabajo sea leído en la Academia de Ciencias revolucionando ( una vez mas el termino revolucionario aparece en esta historia y van...) la teoría de las ecuaciones. Ademas de la mencionada "Teoria de Galois" hasta ocho términos matemáticos mas llevan su nombre, no cabe duda que por fin el gran Evariste Galois había triunfado.

Un curso aparentemente intrascendente lo metió en el mundo de las matemáticas, luchó contra el poder establecido, sus colegas no entendían sus teorías, fue rechazado, encarcelado e incomprendido, descubrió nuevas maneras de enfrentarse a viejos problemas,  la noche anterior a su muerte la paso en vela preparando sus teorías para la posteridad, murió en un duelo a pistola y finalmente venció después de su muerte, y todo ello sin llegar a cumplir los 22 años. ¿Alguien pone en duda que fue un autentico matemático romántico?