miércoles, 25 de febrero de 2015

Mantenerse en sus trece

Siento que poco a poco esta humilde bitácora se va muriendo. Las entradas se van espaciando cada vez más y más en el tiempo, y quizás llegue un día en que se "espacien definitivamente". Pero periódicamente me sobreviene el deseo de no abandonarlo y "mantenerme en mis trece" en la defensa de este pequeño rincón de la blogsfera. Y precisamente de esta frase "mantenerme en mis trece" es de la que voy a hablar hoy. Como podéis ver también me mantengo en mis trece en hacer absurdas introducciones para "hilar" alguna historia con la frase hecha sobre la que va el post. Pero ilustremos el artículo con una imagen.

Benedicto+XIII+Blackjack+quince+Maimonides

Si, efectivamente la foto es triple, porque tres son los posibles orígenes de los famosos "trece". Tengo que confesar que hasta que no escuche el segundo origen no me decidí a escribir esta entrada, "un solo origen posible es poca cosa para esta Memoria Residual".

La primera imagen corresponde a Benedicto XIII, también conocido como el Papa Luna. En los turbulentos tiempos del cisma de occidente, a caballo entre los siglos XIV y XV, había dos papas, uno con sede en Roma y otro con sede en Avignon, apoyado cada uno por diferentes monarcas europeos. Nuestro protagonista era fiel a la facción de Avignon y a la muerte de Clemente VII el cónclave de la ciudad francesa lo elige por abrumadora mayoría como nuevo papa, cogiendo el nombre de Benedicto XIII. Y aquí es donde la cosa se pone divertida, Francia le retira su apoyo ya que no se fía de que un aragonés sea tan influenciable como los anteriores papas. Ademas un nuevo papa entra en escena, en un cónclave creado en Pisa se elige un nuevo papa "buscando la reconciliación", y en este momento hay hasta tres papas a la vez, Gregorio XII, Juan XXIII y nuestro Benedicto XIII, que poco a poco va perdiendo apoyos y tiene que retirarse a Peñíscola, donde ocupa el maravilloso castillo construido años antes por los templarios. Y aquí es donde nace la conocida frase, cuando el papa Luna se aferra a su silla y proclama repetidas veces hasta su muerte "Sum papa y XIII". Por cierto, el aducía para su defensa un hecho incontestable, era el único de los tres papas que fue elegido cardenal antes del cisma.

En la segunda imagen podemos ver un Blackjack, la jugada ganadora en el juego homónimo. Aunque en realidad no vamos a hablar del Blackjack, sino de un antiguo juego predecesor de este llamado "Quince". Para ganar había que conseguir quince puntos, obvio, y era una jugada típica plantarse cuando alguien conseguía trece puntos, tan habitual era este lance que se llegaba a decir que para ganar al Quince había que mantenerse en sus trece.

Para finalizar tenemos al gran Maiomónides que en el siglo XII formuló los Trece principios de la fe judia, que con el tiempo se volverían normativos para dicha religión. Damos un salto en el tiempo y llegamos a 1492 cuando los Reyes Catolicos decretan la expulsión de los judíos, y se les da a elegir entre el bautismo o el exilio. Un buen número eligen la primera opción y son convertidos al cristianismo, pero la recién creada Inquisición Española fija sus ojos sobre ellos, y muchos son los que sufren tormento acusados de seguir practicando la religión judía, es decir que se mantenían en sus trece principios de la fe. Un solo apunte sobre esto, la Inquisición atacaba a quien siendo converso se mantenía en sus trece a escondidas, no al judío que se mantenía en sus trece y no se convertía. Ese era expulsado por la fuerza u otras cosas peores por el poder real, pero nunca seria tocado por la Inquisición, ya que esta solo se preocupaba de la pureza de los cristianos bautizados. 

Espero que os haya agradado la entrada y os emplazo a leer la próxima, llegue cuando llegue. Confío en que no tarde mucho y consiga mantenerme en mis trece

12 comentarios:

  1. xcaray que interesante habia usado esa frase un millon de veces y no tenia idea del origen.
    Espero no cierrres el blog, seria lo peor que nos puede suceder. En todo caso para que puedas animarte a publicar mas seguido interactua mas con otros bloggers!
    un abrazote! espero seguir leyendote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gary, te debo un cuádruple agradecimiento. Primero por el comentario, segundo por las muestras de apoyo, tercero por el consejo, y cuarto y principal por estar ahí, al otro lado.

      Gracias una vez mas y espero que nos sigamos leyendo.

      Eliminar
  2. Un comentario al margen. Al hablar sobre los 3 papas, dice el articulo que el segundo fue Juan XXIII, pero eso es imposible, pues el vigésimo tercer papa Juan es del siglo XX. Algún despiste de escritura, supongo. Quizá fuese Juan XXII, cosa que yo no sé, pero intuyo que sea lo mas probable, por deducción-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo, ante todo gracias por preguntar. Y si, era Juan XXIII, ten en cuenta que era antipapa, por eso la iglesia no reconoce su pontificado, Así el siguiente papa Juan que existio, el Juan XXIII que mencionas, tuvo el numero XXIII segun la iglesia católica, ya que el antipapa no cuenta.

      Gracias una vez mas por el comentario

      Eliminar
  3. Muy buenas Miguel Ángel. Estás igual que yo. Yo también intento que no muera mi blog. Ya se nota en las visitas y comentarios desde que empecé a no ser tan constante actualizando. Pero yo también me mantengo en mis trece, pues disfruto escribiendo de vez en cuando.

    Volviendo a tu artículo, yo me quedo con la tercera versión, la de los trece principios de la fe. Me parece la más bonita de todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Viriato, ai que es verdad que a veces parece que llevamos "vidas paralelas" en el mundo de la blogosfera, aunque tu eres bastante mas activo que yo. Espero que efectivamente nos mantengamos en nuestros trece y sigamos adelante con esta aventura.

      La verdad es que el descubrir la historia de los trece principios fue la que me llevó a escribir este post.

      Un saludazo y nos seguimos leyendo

      Eliminar
  4. Mi querido Miguel Ángel, estresada me tienes porque a ese barbecho temporal de tu blog le sigue una productividad que me pilla por cronología de improviso; no bien llego como llego, es decir tarde, mal y arrastro, a dejar mi comentario,¡zas! ya me has publicado otra entrada. Pero no quería dejar pasar la ocasión de felicitarte por la tan magnífica exégesis de la expresión de "mantenerse en sus trece", porque si bien yo conocía la del Papa Luna y su obstinación en aferrarse a la silla de San Pedro, ¡bienvenidas sean las otras dos hipótesis que enriquecen sin igual la explicación de la expresión que nos ocupa!
    Y como es mi costumbre, no puedo pasar sin dejarte mi pequeño apunte etimológico que versa, ¡cómo iba a ser de otro modo!, sobre el origen griego del numeral en cuestión. Nadie duda de la tradicional y supersticiosa mala suerte que desde siempre se le ha asignado al número trece; ya en la Antigua Grecia el poeta Hesíodo, en su obra "Los trabajos y los días", aconsejaba a los labradores la poca conveniencia de empezar la siembra de los campos en el día trece del mes. Y no son pocos los que han hecho de esta aversión al número que sigue al 12 una auténtica "fobia", la " triscaidecafobia" ( que proviene del griego τρεισκαιδέκα, treiskaideka, «trece», derivado de τρεῖς, treîs, «tres»; καὶ, kai, «y»; δέκα, deka, «diez» y del sustantivo φοβία, fobía, de φόβος, fobos, «miedo»), un miedo irracional e inexplicable al número 13.
    Así que como verás, he llegado "in extremis" pero he llegado a felicitarte por tan aclaradora explicación sobre una expresión del español que a diario se emplea y se oye pronunciar, y al tiempo a animarte en el empeño de seguir adelante con tu bitácora.
    Me voy corriendo a leer tu última entrada que no quiero ser esta vez yo la última en dejarte un comentario.
    Mil bicos, caro amico.

    ResponderEliminar
  5. ¡Querida profe! muchas gracias por tu amable comentario y, como no, por la no por esperada menos interesante explicación etimológica. La verdad es que la triscaidecafobia nos deja curiosos comportamientos para evitar el trece. No obstante recuerdo los 12+1 del bueno de Angel Nieto. Nos podemos reir de las supertición, pero la verdad es que la siguiente temporada una serie de caidas y averias le impidieron conquistar su decimocuarto título. Por algo sera...
    Mil besets desde esta Valencia ya con ambiente de fallas.

    ResponderEliminar
  6. Descubrí tu blog hace poco. No lo dejes que es maravilloso! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por el apoyo.
      La verdad es que tengo una entrada en mente y con toda la información preparada, pero ala hora de redactarla me quedo bloqueado.
      No te quepa duda que este comentario va ayudar mucho a desbloquearme.
      Gracias una vez mas.

      Eliminar
    2. También tienes mi ánimo y la ayuda que en mi mano esté para desarrollar esa entrada.

      Eliminar